lunes, 14 de mayo de 2012

Mi experiencia con el YOGA

En un momento de búsqueda implacable por encontrar equilibrio, paz y cuanta cosa mística llegue al YOGA.

No soy del tipo de persona tranquila que queda cansada apenas hace un par de ejercicios, más bien soy hiperquinética, necesito traspirar para sentir que hice algo de actividad física y requiero de música ensordecedora para acallar mi mente, que va a full pensando en todo lo que tengo que hacer una vez que termine lo que estoy haciendo.

Sin embargo, decidí cambiar y probar el milenario Yoga. Si bien a la Madona le encanta ¿Porqué a mi no?.

El lugar fue recomendado e incluso fui con compañía para no sentirme tan perdida, ni tampoco sentir que era fome o aburrido porque estaba sola. Es decir, tenía todas las condiciones para encontrarlo bueno.

Y fue así. Puedo decir que a pesar de la diferencia con muchos tipos de ejercicios físicos que he realizado (trote, bicicleta, deportes varios, clases dirigidas, entre otros), conseguí un conocimiento de mi cuerpo y un estado que no he obtenido con otras actividades físicas.

Como mi experiencia era de ejercicios más fuertes y rápidos, me recomendaron realizar Ashtanga Yoga, el cual tenía dos versiones en la Academia- básico y avanzado-, y yo opté por el más avanzado.

A la primera clase me sentí cansada y hubo ejercicios que no pude realizar en un 100% lo que me motivó a continuar.

Me permitió una mayor relajación de la musculatura, que muchas veces está contraída por ejercicios de alto impacto o por situaciones de estrés, y mejoré en la elongación lo que disminuye el riesgo de sufrir lesiones.

Lamentablemente no he podido continuar con esta práctica sólo por el poco tiempo que tengo, pero existe la alternativa de hacerlo en casa, por ello dejo un video para principiantes por si alguien se interesa.

¿Qué necesitas? Una tenida cómoda; no requieres zapatillas, puedes hacerlo descalz@ o con calcetas; una colchoneta; y un espacio cómodo y amplio para los movimientos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada